Pharmacie sans ordonnance livraison rapide 24h: acheter viagra en ligne en France.

Libro tomo 2 final.qxp

Tupac - AmaruLuis Ambrosio Morante Difícilmente presentará la historia de las revoluciones otra ni más justificada, ni menos feliz.
EL CORREGIDOR SANTELICES
D. VENTURA SANTELITES
ARRIAGA
D. GABRIEL TUPAC AMARU,
bajo el nombre de Cándor Camqui.
Da MICAELA BASTIDAS, india.
TUPA CATARI, indio.
INDIOS MITAYOS de ambos sexos
LA ACCIÓN SUCEDE EN EL ALTO PERÚ, EN LA PROVINCIA DE TINTA,POR LOS AÑOS DE 1780. EL TEATRO REPRESENTA UN SITIO DE BREÑALES ÁRIDOS, TODO ELFONDO ESTÁ OCUPADO POR UN CERRO CUYA EMINENCIA SE PIERDEA LO OJOS DEL ESPECTADOR: LAS BREÑAS RELUCEN Y BLANQUEANCON LA NIEVE, CUYOS COPOS SE CAEN NATURALMENTE. DURANTELOS DOS PRIMEROS ACTOS, NO CESAN DE SUBIR Y BAJAR INDIOSMITAYOS DE AMBOS SEXOS, CARGADOS CON LOS METALES QUECONDUCEN A LOS INGENIOS: MIENTRAS ESTA MARCHA, EN TODA SUEXTENSIÓN SE PATETIZA LA CRUELDAD DE SUS COMITRES OCELADORES. POR INTERVALOS SE DEJA VER LA LUZ DEL SOL,AUNQUE SIEMPRE OFUSCADA POR LA NIEBLA. LA OBERTURA PRESENTA UNA ANTICIPACIÓN DE TODOS LOS de un padre adverso en todo y contrariado al doliente clamor del pobre Indio…¡Un día llegará!. Me será dadoentonces aliviar las amarguras que toleráis: entonces tendrá el lauro Ventura Santelices de que nunca TUPAC-AMARU, sentado sobre una roca, y SANTELICES hijo viniendo por la parte donde se supone están los Ingenios. maldecirá al nacer del tierno hijo.
SANTELICES: (Abrazándolo)
Mas, ahora… ¡Cándor Canqui!. ahora y en tanto ¡Hoy el sol resplandece con más brillo! que se realiza. ¿No eres venturoso?.
TUPAC: (Con dolor)
TUPAC: (Con expresión dolorosa)
(Mira a las eminencias, hace un extremo de SANTELICES: Si recuerdas
SANTELICES: ¡Qué cuadro tan magnífico presenta
bien te debes gozar en el presente!.
TUPAC: Sube a lo encumbrado
te mostrará el reverso de ese cuadro.
de esas cavernas los malignos antros…¡Noches de eternidad!. ¡Horas eternas SANTELICES: ¡Tristes ideas sin cesar te afligen!
de pernoctar… sin tiempo, sin descanso, TUPAC: (Con amargura)
SANTELICES: ¿Y yo qué soy?
TUPAC: Un ser dotado
calmó el llorar del mísero Peruano.
el corazón de quien lo está impulsando. ¡Ancianidad luctuosa y prematura! SANTELICES: Jamás me fue posible, cual quisiera,
¡Tal de tus días era el negro cuadro!. su llanto consolar. Deploro en vanosus infortunios: pero yo dependo tu enemiga fortuna! Ahora te he mirado… de aquellos infelices, que dobleganla cerviz bajo el peso inmoderado TUPAC: (Con energía)
Por más que mi alma independiente, fiera después llegó a doblarse; y grado a grado que la invistiera de un sublime innato… ¡Inscripto entre las lista de las bestias conseguiste substraerme. Tú de entre ellos y el albergue algo más cómodo son rasgos pedía un vengador… ¡Ah! ¡Transportado sobre el verdugo atroz!. Entre mis brazos entre obscura extracción salvó mis días.
su avaricia, sus crímenes, sus daños… de conscripción anual llegó hasta el Cuzco. SANTELICES: (Con prontitud)
TUPAC: Quien conoce
Lo demás no lo ignoras… ¡Quizá un día, que a Gabriel Cándor-Canqui has dispensado! SANTELICES:
TUPAC: Yo al débil compadezco;
se halla en tu corazón… ¡El cielo santo SANTELICES: ¡Cándor!. ¡Tú te exaltas!
SANTELICES: No de agradecimiento se me hable.
tu infortunada especie!. ¡Vendrá un tiempo! TUPAC: (Interrumpiéndolo)
SANTELICES: Si yo no puedo
sus males compartir… Dime ¿a quién amas? TUPAC: Vive mi corazón idolatrando
de un otro porvenir!. ¡Llegará el día! Mientras cumple su número, en los brazos TUPAC: La Independencia
del Director que rige los trabajos!¡Mira al feroz verdugo de los Indios SANTELICES: Por ahora yo no alcanzo
TUPAC: ¡Y qué! ¿No puedo
SANTELICES: Y puedes esperarla. En tanto
mi auxilio implora, implora por tu amparo!.
TUPAC: Has aliviado
y a la fúnebre endecha del que vivemuriendo en vuestros lóbregos espacios!.
SANTELICES: ¿Qué he escuchado?
TUPAC: Temí oprimir tu corazón lanzando
¿no temblarán jamás viendo los rastros TUPAC: Resignado
puede el hombre llevar sus infortunioscuando aguarda su término lejano, SANTELICES: ¡Calma tus frenesíes! Ten cuidado
que te pueden seguir funestos daños!No deploremos aún los infortunios de tu adorada, sin haber buscado su alivio en algún modo… ¿Di, que puedohacer en su favor? TUPAC: ¿Y por acaso
SANTELICES: Vosotros, detractores de los Indios,
SANTELICES: No cuento entre mi clase un solo amigo.
TUPAC: El odio del malvado
SANTELICES: Mi padre hasta el presente me ha librado
ARRIAGA: Dios os guarde señor.
SANTELICES: Y Dios os guarde.
¡De hoy más sabré hacer de ella un uso digno!¡Disfrutaré un placer amigo caro! ARRIAGA: ¡En la eminencia no hay poder humano
SANTELICES: Si vos, Arriaga
os lamentáis… ¿Qué harán mil desdichados ARRIAGA: Ellos son Indios.
SANTELICES: Mas los Indios son hombres.
de grado o fuerza, mal o bien le pese,de su destino llenará el espacio; ARRIAGA: No volvamos,
señor, a comenzar vuestras disputas.
su padre, su hijo, el deudo más cercano.
He dicho y lo repito, que no tratode aparecer Filósofo.
SANTELICES: ¡Arriaga! O no hay suma Providencia,
SANTELICES: Ninguno
¡o vos tendréis un fin el más infausto! que lo seáis, señor, ha sospechado.
ARRIAGA: (Con sobresalto)
ARRIAGA: Yo no pienso jamás en fruslerías.
¡Qué me decís señor! ¿Qué? ¿se maquina? y llenar la intención del Soberano;así para sacar un ventajoso SANTELICES: ¡Los opresores
he prohibido a los Indios que mediten.
débiles y cobardes… ¡Oh cual todossois copia de vos mismos!.
SANTELICES: ¿Vos no queréis que el Indio adquiera grados
ARRIAGA: ¡Pues el caso
ARRIAGA: Yo quiero que trabaje.
que debierais temer el común daño.
SANTELICES: ¿De sus ideas no será arbitrario?
SANTELICES: El amigo del hombre, nunca sabe
ARRIAGA: Mucho mejor se vive sin ideas.
SANTELICES: Con todo; nunca daña el ser humano.
ARRIAGA: Nos decís bien claro
ARRIAGA: ¡Humano! Con nosotros. Con el Indio:
SANTELICES: En nada estoy.
SANTELICES: La desesperación ved que a las veces
ARRIAGA: ¿A fe de español rancio?
SANTELICES: Jamás supe mentir
ARRIAGA: No es asunto mío. No me cuido
ARRIAGA: Oídme entonces…
de ese Cándor que vos de entre las minas SANTELICES: ¡Infelices!
¡No han de tener siquiera algún descanso! ARRIAGA: ¡Descanso! Ya descansan los Domingos.
SANTELICES: ¡Arriaga! Conteneos… No insensato
que apreciar no supisteis… ¿Vuestros labios ARRIAGA: Yo no amancillo…
SANTELICES: Yo os lo prohíbo.
ARRIAGA: ¡Señor! ¡Tales mandatos
Que es Cóndor-Canqui nuestra fiel hechura.
SANTELICES: ¡Moderaos, Arriaga, moderaos!
ARRIAGA: Pero no exigiréis que mis aprecios
SANTELICES:
SANTELICES: ¿Qué dijisteis?
Dijisteis bien… Sí: yo confiesode que el justo furor me ha transportado.
ARRIAGA: ¡Bastidas! Ese numen adorado
¿Me entendisteis? Soy yo quien os suplica… SANTELICES: Señor, nadie conspira ni ha pensado
ARRIAGA: Contad con ellas.
ARRIAGA: ¡Conspire aquel que pueda!
SANTELICES: Pensad Arriaga, pues, que en algún caso
CORREGIDOR: ¡Vos meditáis Arriaga! ¿Cuál motivo
ARRIAGA: Los Mitayos:
el tiempo, porque el hombre se corrija… CORREGIDOR: ¡Castigarlos!
ARRIAGA: ¿Y cómo podré hacerlo cuando media
vuestro hijo?. ¡Señor! Diseminandola indisciplina que autoriza, él mismo ARRIAGA: Yo declaro
CORREGIDOR: Todo en el orden quedará reglado,
la tal India otro amante ha conquistado.
yo al joven reprehendiendo, y en los Indios amada… ¿Y yo?. ¡La cruel! ¡Rehusar los brazos ARRIAGA: Me encargo
para vuestro hijo. Vigilad sus pasos.
CORREGIDOR: ¿Qué joven conocisteis vos, Arriaga,
sin pasiones ridículas?. ¿Acasodecís que Santelices arde amante por una India? No debo recelarlocapaz de amarillarse en su fortuna SANTELICES: ¿Qué, padre mío?.
CORREGIDOR: Calla.
SANTELICES:
CORREGIDOR:
ARRIAGA: Me dirijo a los trabajos.
Mi moral que ahora mismo tu reputasdébil y relajada, con los añostendrá tu aprobación. Entonces hijo, conocerás que el hombre colocadosobre inmensa fortuna, no es bastante CORREGIDOR: ¡Mi hijo visita siempre a sus amigos!
SANTELICES: ¿Podrá mi labio
SANTELICES: Mientras se les oprime como a esclavos.
CORREGIDOR:
CORREGIDOR: ¿Quién soy yo a tu entender?
No es tiempo aún… Los duros golpesde tu opinión se extienden sin reparo SANTELICES: ¿De mis respetos
CORREGIDOR: No la he formado…
SANTELICES: Es cierto que a las veces
sorprender la intención del Soberanopara que frene a los corregidor:es, CORREGIDOR: Aun cuando
Sisas y Expoliación?. ¿Lo ignoras acaso? lágrimas compasivas!”… ¡Yo declamo, que habla en tu corazón, y que por tanto incremento del sordo peculadoy del más despreciable latrocinio! SANTELICES: Cuando mi padre
CORREGIDOR: ¡Santelices!
toca en mi corazón… ¿Dará el consenso SANTELICES: Cumplamos lo pactado.
CORREGIDOR: Me complazco
¿quién sancionó el poder, quién le ha otorgado por más que en la opinión diferenciamos.
al hombre semejante?. “¡Cruel tirano!Si con la fuerza quieres oprimirme, SANTELICES: ¿Dos amigos discuten libremente?
CORREGIDOR: Sin duda.
en lid igual quién saca la victoria!”.
SANTELICES: ¿Y pueden producirse ambos
CORREGIDOR: No lo dudes.
Mas vengamos señor, a los primariosfundamentos y triunfe la justicia.
SANTELICES: ¿Aun sin temor de caer en desagrado,
CORREGIDOR: Donde reina
SANTELICES: ¡Aplaudo
al hombre pensador!. “¡Oh Ser Increado! de sus mayores… ¿Cuál será su angustia de ese dragón del Potosí que hambriento les fuera dulce puesta en contra cambio.
¡Mitas, Repartimientos! ¡Helo el cuadro corrupción! ¡Ese anual violento emplazo clamor! ¡Se le intercepta el pensamiento! ¡Se le intercepta el suspirar! ¡Y amagos y vejaciones a doquier encuentra!¡Es allí en fin, que el hombre desgustando CORREGIDOR: Cesa ya…
SANTELICES: Dispensadme… Dos amigos
de órganos susceptibles de intelecto.
y presentando a su hijo un pecho estéril ¡Oh Españoles! ¡Oh monstruos poderosos inerme a vuestros pies…; temed que el grado y le despierte un sentimiento tardoy no extinto jamás!. ¡Temed que un héroe, CORREGIDOR: ¡Aplaudo
SANTELICES: ¡Padre!
al del Mono! ¿y por qué? ¡Porque el delito Vos lo podéis. ¡Consiste en vuestra manoborrar en un momento los erroresde casi tres centurias!. ¡Intentadlo y lo conseguiréis!. ¡Oh padre mío!No queráis pertinaz y alucinado que vuestro nombre sea eternamenteinscripto en el detalle de los tiranos! ARRIAGA: ¡Confuso estoy!. No sé… mis sugestiones
CORREGIDOR: No me es posible contestarte ahora.
que para ti ambiciono y que algún díaserás el sucesor de mi comando.
ARRIAGA: (Aparte)
¡Ve aquí un rival odioso! ¿De qué sitio vienes? SANTELICES: ¡Oh quiera el cielo apresurar su punto
y conmover a un padre!. ¡Americanos!Entonces ¡ah! tendréis en Santelices TUPAC: (Aparte)
un español que aplaque vuestro llanto.
ARRIAGA: ¿A dónde vas?
TUPAC: No estoy en tu dominio
La música del entreacto imita la furia del viento al trasponerse ARRIAGA: Tus acentos
tengan humillación… Llegará el díatodo ha defenecer… Sólo te adviertoque no siempre serán apadrinadasla indisciplina y seducción… ¡Soberbio!¿Me vuelves el rostro? ¡Canalla sigue altivo TUPAC: ¡Entre acervos
BASTIDAS: Hasta el punto
las horas malgastasteis; de ti, altanero, TUPAC: ¡Pasajero
que la hagan ser humilde a mis preceptos.
BASTIDAS: Es verdad: pero tan grato!
TUPAC: ¡Oh, mi Bastidas! ¡Cuando tus luceros
se ocultan de vista, yo te sigoy te sigue mi triste pensamiento! TUPAC: ¡De Santelices las promesas, nunca
BASTIDAS: Mi pensamiento
aquellos felicísimos momentoscuando del Guatanay en las orillas nos juramos amor puro y eterno.
TUPAC: ¡Cual todo se ha cambiado desde entonces!
BASTIDAS: ¿Tú me esperabas buen amigo mío?
BASTIDAS: Mas Cándor y Bastidas un momento
TUPAC: Y maldecía el demorar del tiempo.
¡Cual se detiene cuando allí te encuentras! TUPAC: Ni cambiarse pueden.
BASTIDAS: ¡Cual corre y vuela cuando aquí me encuentro!
BASTIDAS: ¡Jamás! ¡Jamás! ¡Oh márgenes amenos
TUPAC: ¡Y la hora que ahora empieza presurosa
BASTIDAS: Las que a ésta le subsigan, igualmente
nos unirá por siempre”. ¡Dios! ¡El rayo He aquí lo que permiten los protervos.
TUPAC: De nuestra idea
se lanza sobre ti…, sobre mi viejo padre! hacen más cruel la situación presente.
en alas de mi amor!. ¡Triste!. A los menos BASTIDAS: ¿Y me es dable olvidar aquellos tiempos
BASTIDAS: ¡Justo duelo
TUPAC: El sueño
Elijo antes morir… ¡Oh Dios! Mi esfuerzo es quien debe afianzarle, y cuando veamos Mi voz calma tu rabia y tu despecho.
no les haga más feliz… hacia los cielos “¡Oh, Providencia Suma, yo os presentoun ser libre! ¡Que pueda gozar vida TUPAC: (Como si se despertara de un letargo y pasando después a toda la
¡Mísero! ¿Yo qué he oído? ¡Muerte! muerte BASTIDAS: ¡Ser eterno!
¡Dios de mi Patria! ¡Dios de la Justicia! BASTIDAS: (Queriendo consolarlo)
TUPAC: El tiempo
TUPAC: A nadie reconozco. Mi despecho…
el rencor de ese monstruo… la insaciablesed de su sangre… los transportes ciegos de un amor infeliz… ¡Ah! los furoresde la pasión bastarda de los celos… CATARI: ¡Oh Cándor! Preveníos
BASTIDAS: Oye a lo menos (Acercándose y tomándole la mano)
son los que a entrambos pierden!. ¡Infelice! instante en que te vi! ¿Pero… tú lloras? (Pasando del furor al arrepentimiento) porque vos apliquéis pronto remedio.
¡Perdón! ¡Perdón de mi extraviar! ¡Yo mesmosoy tu asesino y mi asesino! BASTIDAS: ¡Cándor!
Mírale impartir órdenes… ¡Oh, cielo!¿y qué será de mí? TUPAC: (Vagando)
TUPAC: De sus furores
BASTIDAS: ¡Tupac-Amaru!
Ten piedad de tu esposa… ¡Mis lamentos te pueden conmover! ¿Quieres que muerade tu pesar? TUPAC: Si tienes ardimiento
TUPAC: Es la primera vez que el temor fluye
en la sangre de un Inca… ¡Mortal hielo a seguirte… ¿y por cuál crimen horrendo tú has de morir?. ¡Pero dejarte expuesta ¡Llevar hasta el sepulcro aquesta imageninsoportable!. ¡Oh! ¡No! ¡Fuera un tormento,fuera un suplicio mucho más horrible BASTIDAS: Ciego
en tu dolor, me insultas, me vulneras.
CORREGIDOR: ¿Qué quieres?
TUPAC: No es a vos… (Yéndose)
CORREGIDOR: Oye altanero.
TUPAC: ¡Insensata que tú eres! ¿Tus esfuerzos
TUPAC: ¡De mi señor!. (Temblando de enojo)
BASTIDAS: (Mirando adentro)
CORREGIDOR: Sí, ¿debo demostrártelo aquí?
Tú divagando ese traidor veneno,entre la brutedad que los anima TUPAC: ¡Triste Bastidas!
exaltas a los Indios predispuestossiempre a la insurrección. Ya algunos osan desconocer mi autoridad; momentosvendrán en que ose más su altanería.
Tú eres su promotor…(Santelices quiere hablar) CORREGIDOR: ¡Arriaga dice bien! ¡Males funestos
Te he prohibido interrumpir mientras que yo hablo.
detrás de sí arrastrando al inexpertoSantelices!. ¡Oh joven imprudente! SANTELICES: ¿Y me prohibís justificar?
CORREGIDOR: Te vuelvo
que así tú a derramarla das fomento!.
vuelvo a decir que atajes el acento.
SANTELICES: El hombre justo, escucha: el hombre esclavo
de sus bajas pasiones da el silencio.
CORREGIDOR: ¿No te acuerdas que hablas con tu Padre?
¿En tu filantropía joven necioaprendiste a hablar con impudencia CORREGIDOR: Acércate. No cumplen muchas horas
SANTELICES: El déspota pretende traspasarlos
CORREGIDOR: ¡Protervo!
que a un padre se le debe!. ¡Tiembla, indigno, y a los derechos de tu Madre España.
de mi cólera! ¡Tiembla te abandonea las tortuosidades de tu ciego TUPAC: ¡De la imaginación siento la fuerza
de tanto y tanto embate… ¡Amor! Tu sólo has transformado mi robusto pecho¡y todo por Bastidas!.¡Por salvarla del castigo cruel, me hallo dispuesto a prosternarme ante las plantas vilesde sus tiranos! SANTELICES: ¡Tristes Americanos! ¿Vuestra casa
¡Se me quiere aterrar con el cadalso!¿Es ser traidor querer compadecerlos? CATARI: ¡Hacedor supremo!
reputan por traición; caiga en mi cuello TUPAC: Tupa-Catari…
CATARI: ¡Oh Dios! ¡Cuánto me duelo
TUPAC: ¡Un nuevo crimen te toca
TUPAC: ¡Justo cielo!. (Queda abismado. Pausa)
¡Bastidas! ¡Mi Bastidas! ¿y lo sufres? ya la amenaza… Parte, aquí te espero.
Dios vengador del justo?. ¡Ah! ¡Tú no existes CATARI: En el momento
prospera… ¡Ay!. ¡Perdonadme Dios sagrado; TUPAC: ¿Amas la esclavitud?
CATARI: Antes la muerte.
de mi dolor!. ¡Oh Dios!. Tú has permitidoque se cometa el crimen postrimero, TUPAC: Me basta. Yo te asocio a mis derechos.
¡Arriaga! ¡Arriaga! ¡Bárbaros!. ¡Eterno están los Indios? ¿La abyección conocen CATARI: Sólo el momento
CATARI: Hasta morir.
TUPAC: Ve a encontrarlos.
TUPAC: ¿Y del secreto
que no pueden tardar. Cuando ellos bajen, pues mañana es Domingo, con secretoles irás traspasando la noticia.
CATARI: Yo nací Americano.
TUPAC: ¿Darme auxilio
CATARI: Y obediencia: y te venero
en medio de vosotros; con la espadade persuasión y el Rayo del acento, TUPAC: ¿De qué modo
CATARI: Como una usurpación la más injusta.
TUPAC: ¿Quieres salvar tu patria?
La música del entreacto imita el silencio de la noche interrumpido alguna vez por el rumor del viento que retumba que yo arrastro, arrastráis vos igualmente.
El fuego que discurre por mis venasobservo, amigos míos, que discurre con igual impulsión hoy por las vuestras.
¡Fuego de Libertad y de venganza!¿Quién… a esta voz sagrada, no se alientay desea ser libre?. Y siendo justo este desear… ¿Quién puede, en su carreradetenernos?. ¡El vástago de un Inca, no teme aquí encontrar almas que amenguan TUPAC: ¿Quién va?
la dignidad de hombres, y que temenarrostrar el rigor de una empresa CATARI: Tupa-Catari
TUPAC: ¿Los has visto?
CATARI: Se miran preparados
de atentados, insultos, vejacionesque sufrís y sufristeis a do quiera! TUPAC: ¡Libres serán, Catari, si me prestan
de que os miráis cubiertos… De la huesa CATARI: ¡Observad con cuál recato
y con la precaución que a vos se acercan! de malhadados mil, que fenecieransin poder resistir males tamaños sin punir los autores de su negrasituación y adoptaron el suicidio;¡recurso triste que el mortal encuentra Los PRECEDENTES, BASTIDAS, MITAYOS de ambos sexos TUPAC: ¡Míseros compatriotas!. ¡Pobres restos
que ni el tiempo jamás podrá borrarlas! ¡Indígenas del Sud!. ¡Nuestra existencia, y Unión! ¡Libres o Muertos!. ¡Defendamos hasta el postrer suspiro!. ¡Que una muerte, ¡Y vengados no están!. ¡Alarma Indios! de nuestros corazones!. ¿Mas quién duda ¡Unamos nuestro ardor! ¡Y que la tierra TODOS: ¡Libertad! ¡Libertad!
TODOS: ¡Fortaleza y Unión! ¡Libres o muertos!
TUPAC: ¡Ella es tu hija!
TUPAC: ¡Cómo mi alma se aplaude y lisonjea
TODOS: ¡Libertad! ¡Libertad!
CATARI: ¡Fuertes Canes y Canches! La experiencia
nos hace ver que en nuestros mismos días TUPAC: ¡Cómo es hermoso
de una Nación que a fuer de la constancia, afrontar con denuedo… ¡Nuestra empresa ¡Es de allí pues que atónita la tierra del Sud los hijos, cuando el grito elevan Inquietando (en vigilia y siempre alerta) a un enemigo superior en todo;ofendiendo a las veces, o en defensa; CATARI: ¡Viva Tupac-Amaru!
UNOS: ¡Viva, viva!
TODOS: ¡Viva el grande Caudillo de esta empresa!
de una victoria, ansiando por seres libres;¿no abatieron del Anglo la soberbia, TUPAC: ¿Es a mí al que elegís caudillo vuestro?
CATARI: ¡Tú eres de nuestros Incas rama egregia!
BASTIDAS: ¡Oh Nord Americanos! ¡Oh, mis héroes!
TODOS: (Se arrodillan)
sobre las rocas y elevados cerrosde que nos bastionó Naturaleza! TUPAC: Yo admito vuestros plácemes que elevan
TUPAC: Es de allí que vibrados nuestros golpes,
tanto serán seguros cuanto seaninatendidos. Es de allí que el Indio TODOS: ¡Sí!
TUPAC: ¡Que pueda
sirvan en la ocasión de armas guerreras! BASTIDAS: La clemencia
UNO: ¡Eterno sea
TUPAC: ¡Cielo justo!.
CATARI: ¡Y caiga sin remedio
el amparo del Indio! ¡Nuestro amigo!Él será la excepción de toda regla.
TODOS: ¡Y caiga! ¡Caiga!
CATARI: ¡A la venganza Indios!
TODOS: ¡A la venganza!
TUPAC: ¡Suma inteligencia!
TODOS: Nuestros pechos
de la justicia! ¡Cuántas, cuántas penas CATARI: ¡Viva y siempre sea
me cuesta su esperanza! ¡Oh, qué terrible TODOS: ¡Sí, que viva!
TUPAC: Despedacemos a los otros. ¡Mueran
Valor, secreto, unión, y fortaleza.
¡Llanto infructuoso y lágrimas tardías sin que haya hecho su estrago la centella.
no serán de consuelo a la sinceraamistad!. Que se aleje de estos sitios.
Es forzoso… Lo debo… Nuestra extrema situación lo demanda. Retardemos el grande golpe, hasta que el joven tenga TUPAC: ¡Helo ya el día grande! ¡Último día
tan grave? ¿A un Español? ¿A quien su propio de miles de hombres, libres de tiranos.
¡Oh qué grandes destinos se nos muestran ¿Y ese mortal que la beneficenciaformara con sus manos?. ¿Ese joven La música del entreacto anuncia la venida del día. lamentable, si en medio del desorden,si entre la confusión e inexperienciael brazo de un furioso descarriadonos trunca de sus días la carrera! perdida la esperanza. Yo prometohacer frente al carácter vengativode un irritado Padre. Al despertarsellegaré a su presencia.
TUPAC: ¿Qué me has dicho?
¡Tu padre duerme!. ¡Ah! ¿Tu padre puede TUPAC: ¿Ya levantado al despuntar el alba?
SANTELICES: ¡Siempre le acusas!
SANTELICES: ¡Conciliar el reposo no me ha sido
TUPAC: Ten sabido
SANTELICES: Tu sangre fría,
un sueño bien hechor ¿y tú has dormido,Cándor? TUPAC: El triunfo de sí mismo
TUPAC: No Santelices.
SANTELICES: ¡Feliz mil veces
SANTELICES: Cuando sufre
TUPAC: ¡Envilecido
TUPAC: ¡Amigo!
el tiempo y la esperanza por alivio.
de la desgracia! ¿y que le resta al hombre SANTELICES: ¿Ellos te pueden consolar?
TUPAC: ¿Qué fuera de mí
SANTELICES: Lo activo
SANTELICES: Yo he compadecido
TUPAC: Cuando de la amistad no se halla indigno
SANTELICES: (Después de examinarlo atentamente)
TUPAC: De Bastidas
TUPAC: Estoy calmado.
SANTELICES: Aún no miro
SANTELICES: Entre esa misma calma yo diviso
SANTELICES: Me lo persuado.
TUPAC: ¡Oh mi mejor amigo!
TUPAC: Aquel que sabe
¡Resignación! ¡Valor! Tupac-Amarues quien te habla.
SANTELICES: ¿Qué me quieres decir con esas voces
SANTELICES: Prosigue.
TUPAC: Ya prosigo.
SANTELICES: ¿Qué?.
¡Ay, joven infelice! Harto te digo.
Hoy te aleja de Tinta, si acaso amas TUPAC: Del peligro
SANTELICES: ¿Qué dices?
SANTELICES: ¡A mí salvarme! ¿A quién intentas
SANTELICES:
TUPAC: El aire… ¡el aire de estos sitios
TUPAC: Harto será si me hayas entendido.
SANTELICES: Si, te entiendo… ¡Cruel!. Si: bien te entiendo.
¡Mas qué horrible atentado, cual designio SANTELICES: En mi arbitrio
TUPAC: ¿Lo repruebas?
SANTELICES: ¿Entre la sangre de mi padre?. ¡Impío!
de tu gran corazón. Pugna y se esfuerzapor trasladarse al interior del mío… TUPAC: Quien perdona
pero tú lo contienes… Habla… En nombre SANTELICES: Gracia imploro para un padre.
TUPAC: ¿Tendrás valor para escucharme?
TUPAC: Le fulminó el fallar irremisivo.
¿Mas qué podrá decirles su Caudilloa esas tristes familias desoladas SANTELICES: ¿Mas yo por un silencio criminoso
que el de substraerse al ímpetu primero? TUPAC: Cuento con tu prudencia.
donde tu indiscreción quiere entregarlas? SANTELICES: ¡En mi ferocidad!
TUPAC: Un fementido
consecuencias! Tus ojos doloridos,sobre un Indio jamás podrán fijarse, SANTELICES: Y si callo, un monstruo.
¡sin que tu alma cubierta de un sombrío TUPAC: Si hablas serás el instrumento indigno
SANTELICES: ¿La humanidad ordena un parricidio?
las consideraciones personaleste ofrece. El verdadero parricidio TUPAC: ¿Y ordena el cielo que se sacrifiquen
SANTELICES: Yo no discutiré… Mas a mi padre
TUPAC: Con el suplicio
SANTELICES: Con ellas
Hacedor!. interroga a tu conciencia.
el juez incorruptible a quien se debeescuchar en el trance en que te miro TUPAC: Ten el paso…
El entusiasmo obstruye tus sentidos.
Medita antes de obrar. Te he confiado un Secreto. Secreto que has debidoal poder sacro de amistad. ¡Ventura! SANTELICES: ¡Entre la humanidad, naturaleza,
del uso que tú harás del grande arcano.
te he afligido… Aún no es tarde. Yo prometo la otra parecer debe… ¡Cruel conflicto! SANTELICES: ¡Oh Cielo impío! (con voz ahogada y fuera de sí)
CORREGIDOR: ¿Qué, es ya tarde
para amarnos, y con mutual cariñoentendernos!. ¡Amado Santelices! CORREGIDOR: Aquí está. Le hablaré. Con la dulzura
SANTELICES: ¡Tal bondad me confunde!. ¡Prevenido
mi corazón no estaba!. ¡Oh, Cielo Santo! (Con falsedad en todo el Diálogo) CORREGIDOR: Tu corazón abrirme. (Abriendo los brazos).
Ven, Santelices, que te espera el mío.
placer, la dulce paz, por siempre habiten SANTELICES: ¡Ah! Es demasiado…
¡Y no resisto más!. (Se arroja en ellos). CORREGIDOR: (Aparte)
en hacer que de hoy en más sean los Indios vuelve al amor de un padre, ¡amado hijo! Un padre aquí te invita; y es un padrequien amistad te ofrece.
SANTELICES: (Se aparta con horror)
¡Sumisos proferisteis! (Vuelve a sus brazos) ¡Padre amado! SANTELICES: ¡Oh, padre mío!
CORREGIDOR: Tus palabras semejan a un delirio.
CORREGIDOR: Bien comprendo. He yo agraviado
SANTELICES: Vuestra ternura,
SANTELICES: ¡No! ¡Vos no quedaréis! ¡Imposible!
cambiamiento… mi júbilo y sorpresa.
Corresponded, ¡oh padre! a mis instancias CORREGIDOR: (Aparte)
os dignasteis hacerme… Pero, en tanto… yo hago recuerdo que me habéis prescripto SANTELICES: ¿Y bien mi padre?
yo partiré obediente… ¡Oh padre mío! CORREGIDOR: Mañana partiremos, hijo mío.
Vos conmigo vendréis… Vuestra experienciame servirá de mucho… Yo os suplico SANTELICES: ¡Ay mañana, Señor!. ¡Padre, mañana!
Hoy mismo… ¡Eterno Dios! Ahora… Hoy mismo.
(Pausa). CORREGIDOR: Considera
CORREGIDOR: (Después de mirarlo con severidad)
Tú quieres arrancarme del Gobierno.
Tú eres un partidario de los Indios.
SANTELICES: Yo no he dicho (con precipitación)
CORREGIDOR: En este punto lo confiesas.
SANTELICES: ¿Qué he confesado yo? ¡Tristes amigos!
debo faltar de aquí! Tú, Santelices,parte: yo quedaré.
CORREGIDOR: ¡Sella el labio traidor! Te ruboriza
SANTELICES: (Horrorizado)
de haberte dado el ser… De estos recintos vos quedaréis?. ¡Vos quedaréis!. No, padre CORREGIDOR: ¿Por cuál motivo?
y la venganza real sobre vosotros… (Vase). SANTELICES: ¡Deteneos Señor! ¡Oh, Dios! ¡Yo expiro!
TUPAC: ¡Los pobres Indios
yo debía preverlo. ¡Astros malignos!¿Dable fue, Santelices?. ¡Mas por cuanto no fueras Español!. ¿Por cuál destino, SANTELICES: ¡Todo lo sabe!. ¡Oh, Dios! ¡Todo lo sabe!
¿Qué he pronunciado yo con mi extravío SANTELICES: Vibra tu castigo,
¿Qué he pronunciado yo?. ¡Míseros Indios! de la reconvención… Entre mí mismo(señalando a su corazón) TUPAC: Castigado
serás… ¿Ves este acero? Pues sus filos TUPAC: Yo he notado
con frente imperturbada desafío.
¡Aún soy el dueño de mi suerte! SANTELICES: Es verdad: es verdad. Todo es notorio.
SANTELICES: ¡Oh triste!
TUPAC: ¡Miserable! ¿Qué has hecho?
SANTELICES: Yo intentaba
TUPAC: (Frenético)
¿Cuál sendero ha tomado? Presto dilo (amagándole). SANTELICES: De mí no lo sabrás. Descarga el golpe. (Pausa).
de armada fuerza tornará supliciosde horrores y tormentos fulminando! TUPAC: (Después de considerar)
¡Perdona mis transportes! No es a un hijo SANTELICES: Hiere.
de horror, de incendio, asolación y muerte! TUPAC: ¡Alza, insensato joven! El ludibrio
SANTELICES: ¡Mi padre ya está en salvo! Nada miro;
TUPAC: Es necesario
te compadece… y te ama… (Lo abraza). SANTELICES: No soy digno…
SANTELICES: Si: yo adopto
TUPAC: Mi odio
TUPAC: ¿Y tú nos seguirás?
de tu resolución. El exigirteque al ímpetu primero de los Indios SANTELICES: ¡Hasta el suspiro
TUPAC: La miseria y las penurias
SANTELICES: Tengo bríos
reconvención alguna y yo te estimo.
TUPAC: ¿Tú lo quieres?
SANTELICES: ¿Y quedas sin algún resentimiento?
SANTELICES: Nada
TUPAC: ¿Me juzgas susceptible? Yo el abismo
partió tu padre?. ¡Lo conozco!. Al frente su corazón se mira empedernidoa los clamores de Naturaleza.
TUPAC-AMARU, CATARI, SÉQUITO de INDEPENDIENTES UNOS: ¡Viva el héroe feliz de nuestra empresa!
OTROS: ¡Viva la Independencia Americana!
serán por mi constancia sostenidos:con vos me elevaré si os elevaseis; TUPAC: ¡Nuestros primeros pasos se han marcado
el fin que vos tengáis, será el fin mío.
por sucesos gloriosos! ¡Nuestra marchafue en pos de la victoria; que, aunque ciega, abrazó la justicia de la causade los hijos del Sol!. ¡Choque más fuerte La música del entreacto imita la reunión de los Indios al toque de Bocinas y caracoles: la llegada de las tropas realistas: el combate sostenido por el cañón y mosquetería: la huida de los Españoles; la algazara de los Independientes al perseguirlos, y los ayes de los moribundos, finalizando con la de herir y derribar de su guadañaos hizo donación… En vuestras manos,¡con cuál impavidez, con cuál audacia vuestros menores golpes eran firmes!¡Las orgullosas huestes de la Españafueron puestas en fuga, sin embargo VALLE CIRCUIDO DE ROCAS ESCARPADAS, EN CUYAS EMINENCIAS ESTÁ EL CAMPAMENTO Y EL PABELLÓN DE LOS INDEPENDIENTES. ÉSTOS AL COMPÁS DE FESTIVA MARCHA, SALEN ARMADOS CONHONDAS, CHUZOS, ESPADAS, AZADONES TRAYENDO EN TRIUNFO A TUPAC-AMARU (PRECEDIDO DE CAÑONES, BANDERAS, Y lidió en nuestro favor!. ¡Sus Estandartes, ARMAMENTOS DE LOS ESPAÑOLES) QUE VIENE DECORADO CON ELLLANTO O LA ROJA BORLA Y LA SEGUR EN LA MANO: MUCHOS AMERICANOS SE PRESENTARÁN UNIFORMADOS CON LOS quedó en nuestro poder!. Vedle de un árbol pendiente, y dando al mundo la enseñanzade que su ejecución y su supliciosus mismo atentados demandaban…El honor y la gloria y vuestro esfuerzo peligros que vencer; ¡y que este triunfo de nuestra independencia. ¡Hed aquí el fruto id a doblar, y guarnecer los puestos.
Lo demás lo hará el Cielo. Ten la planta, custodien las llanuras y gargantaspor donde el enemigo acaso puedapenetrar.
CATARI: Ya te sirve mi eficacia.
TUPAC: Ve, Catari. Bien pronto las fatigas
iré a partir con mis hermanos de armas.
TUPAC: Pues quedémonos solos.
¡Contigo explanar quiero las alarmasque me agitan! El público y privado interés, y lo santo de la Causaparece que de suyo les exige BASTIDAS: ¡Ve allí el asilo que naturaleza
le ofrece a nuestro amor!. Ahora te hallas que a nosotros los tiene… ¡Abisma, pasma e ignoran sus derechos primitivos… He aquí la señal cierta de que aun faltan TUPAC: Aqueste día es todo de la patria
BASTIDAS: ¿Y del amor?. ¡Ay! ¿Cuándo
“¡Guerra de sangre! ¡Esclavitud o Muerte!¡Rebeldes, elegid! Las alianzas, TUPAC: No hay, mi Bastidas, tan apreciable alhaja
la igualdad con vosotros es un crimen.
¡¡América sucumba o bien España!!”.
BASTIDAS: Sí, tales sendas
debe el héroe franquear. ¡Oh infortunada compañeras… ¿No has visto con qué audacia, TUPAC: Decretada
tú en quien debe recaer mi gloria y fama, BASTIDAS: Ellos vencidos,
me quieren inspirar debilidades?¡Ah, Bastidas! ¡Bastidas! TUPAC: Es imposible.
BASTIDAS: De las almas,
BASTIDAS: ¡Qué no consigue el tiempo!
TUPAC: ¡Cuál te engaña
mirarán sin dolor nuestras ventajas.
¡cuidó tan sólo de aliviar las ansiasdel moribundo y restañar las fuentes BASTIDAS: Tupac-Amaru sabe amar, es cierto:
TUPAC: ¿Lidiaba por su Patria,
BASTIDAS: Mediaba entre los hombres
TUPAC: ¡Si! De Arriaga
la América será tranquilizada.
¡Sólo siento no haber cumplido el golpe CORREGIDOR: ¿Adónde, Cielos, hoy mi planta
lleva el incierto paso?. ¡Hado mezquino! ¿Cómo eludir los riesgos que me aguardan, ¿Será un delirio? ¿No es Antonio Arriaga quien de aquel árbol pende?. Sí: no hay duda.
¡Mísero yo! ¡Qué horror! ¿Qué me señala las huestes reales… del pavor seguido… hasta morder la tierra ensangrentada.
errante por collados y montañas,supedito las breñas que guarneceneste hondo valle… Aquí… ¡Luces sagradas!¡lejos de hallar asilo, hallo las señas mis ojos!. ¡Dios! ¡Es Santelices padre! a la desesperación y a la venganza.
CORREGIDOR: ¡Aquí Bastidas! ¡Mi desgracia
¡Su intrépido valor, lleva un carácter BASTIDAS: Dentro de este campo,
de nuestros fuegos, ni el cañón ni el plomo CORREGIDOR:
BASTIDAS: Inevitable
CORREGIDOR: Bien lo sé: y que muriendo a vuestra saña…
BASTIDAS: En el nombre de un Dios, ¡te pido me ahorres
¿Qué es de tu suerte, di? Las tumultuadashordas ¿te hicieron su caudillo? ¿Acaso CORREGIDOR: ¿Dónde huir?. ¿Por cuál sendero
contra el Rey tu Señor, contra tu padre, BASTIDAS: No sé… ¡Fiera desgracia!
¿Dime, infeliz, te ha envuelto el anatema CORREGIDOR: ¿Y debo a la venganza
Con los ojos cerrados e inclinadala cabeza, yo aguardo el fatal golpe,sin replicar y sin dolerme… ¡Amarga es mi suerte! Mas yo la he merecido.
¡Mas yo la he merecido! ¡Sí! BASTIDAS: ¿En tu alma
BASTIDAS: ¡Cielos! ¡Aquí se halla
CORREGIDOR: ¡Oh, mísero de mí, si me faltaran
de los míos te encuentra, eres perdido.
Esa caverna oculte tu desgracia.
BASTIDAS: Todo lo dirime
después que el Sol se esconda entre las aguas, CORREGIDOR: ¿Con ese idioma
BASTIDAS: ¡Tú eres un hombre
CORREGIDOR: Bastidas, en tus manos me abandono…
desgraciado! ¡El hombre en su desgracia, de un afligido padre. ¿Qué es de mi hijo? CORREGIDOR: ¡Yo te privé de un padre!. (Condolido).
BASTIDAS: En la estrellada
bóveda otro me queda… (Reprimiendo las lágrimas). BASTIDAS: Con nosotros
CORREGIDOR: ¡Yo tu sangre
CORREGIDOR:
BASTIDAS: ¡La tuya derramada
BASTIDAS: ¿Qué venganzas
¿Por qué ha de combatiros? Nuestra causa CORREGIDOR: ¡Mujer sensible!
CORREGIDOR: ¡No ha tomado
BASTIDAS: Sé armar al semejante, Santelices,
BASTIDAS: ¿Tú pretendes
TUPAC: ¡Oh vilipendio!
silencioso. En Bastidas ten confianza.
¿Y tú osas conspirar contra tu Patria?¿Tú la traicionas?. ¡Tiembla mi justicia!Responde… ¿Con qué fin? BASTIDAS: Heme a tus plantas.
Nada sé responder… ¡Sólo a mi esposo BASTIDAS: ¡A mí me felicito! Este tirano,
TUPAC: ¡Yo tu esposo! Quien te habla
no es tu esposo. Es el Inca quien te juzga arrastradle (a los Indios que se van). por la razón, deteste de su erradaconducta y nos bendiga!. Los combates BASTIDAS: ¡Yo expiro! ¡Ay Dios me valga!. (Cae amortecida).
TUPAC: ¡Socorredla! Sí, él es, bien le conozco.
Llega malvado y expiarás tu audacia.
pero la compasión lo es de las almas.
¿Mas, qué miro?. A esta parte se dirige Tupac-Amaru!. ¡Qué imprevista causa…! DICHOS y el CORREGIDOR: conducido por los Indios que se TUPAC: Estás en mi poder… y tu suplicio
BASTIDAS,TUPAC-AMARU,CATARI, séquito de Independientes va a comenzar. ¡En tus mortales ansiasnos saciaremos todos! Dilatado TUPAC: ¿Estáis ciertos? ¿Él es?
CATARI: Este soldado
UN INDIO: Desde mi atalaya
¡Mujer de perdición!. ¿Así a tu Patria, BASTIDAS: Teneos…
del Orbe espectador: yo ¡Monstruo! ¡Acaba ¡no es dable, no es capaz que se resista de saciarte en tu obrar!. ¡Mira el estado al grito del dolor!. ¡De aquí te aparta, traición!. ¡Cómplice fiero de esa inicua, inocencia!. No cabe que os conduzcaa la gloria, un furioso que se baña CORREGIDOR: Pronto descarga
aquí me ha conducido. Está inocente.
TUPAC: ¿Lo escuchásteis, mis bravos? Él declara
que ella no está culpable. Está inocente.
BASTIDAS: Sólo he querido
ve a fluctuar en el mar de las venganzas, TUPAC: Sin tardanza
y del pesar sombroso que demarcalos crímenes. El cielo es justo… Un día CORREGIDOR: ¡Te hube creído
TUPAC: ¡Cabe en tu audacia
esperar un perdón! ¿Fuisteis vosotrosde perdonar capaces? ¿En ti se halla un rasgo de virtud?. ¡Muera! (a los Indios). SANTELICES: ¡Padre mío!
pagar la enormidad avaloradade tales sacrificios… ¡Ve aquí el tiempo BASTIDAS: A una tirana
SANTELICES: ¡Oh Tupac-Amaru!. De su encono
de aquel que me dio el Ser! ¡Ay! ¿Tu eficacia BASTIDAS: Él rige sus venganzas.
¿Pero qué digo?. (Se apodera de su padre). SANTELICES: (Da un grito horrible y se cubre el rostro con ambas manos).
Yo entre mis brazos te defiendo… ¿Aguardas Yo lo pongo en los tuyos… Tú le amparas.
En ti lo deposito… Aquí lo tienes.
y el honor que hará el timbre de tu Patria.
TUPAC: (Al hijo)
y vencerte a ti propio. ¡Inca! Este triunfo, triunfo es digno de ti. ¡No al cielo plazca cuando te dio la vida… Y que sus bravas que a la crueldad la ingratitud agregues! Mas no le aplacerá. Yo, en tus desgracias, (Santelices, Bastidas, Catari lo abrazan en silencio). TODOS: ¡Viva Tupac-Amaru!
BASTIDAS: ¡Ved, amigos,
CORREGIDOR: (Con hipocresía)
¡¡Oh quiera el que dirige los destinos… TUPAC: ¿Tupa-Catari?
hasta perder de vista nuestro campo…Vuelve a los tuyos: ¡usa de tus armas!que a mayores contrarios, mayor triunfotendrá la Independencia.
CORREGIDOR: Yo la causa
juré del Rey y en ella morir debo…Sígueme Santelices.
SANTELICES: No me es dada
tal facultad señor… He yo juradola Libertad del Sud, y en su demandadebo morir.
CORREGIDOR: (Después de una mirada feroz)
TUPAC: Acompañadle.
TUPAC-AMARU, SANTELICES, BASTIDAS, INDEPENDIENTES TUPAC: Ven. Este último rasgo te declara
la igualdad con nosotros. ¡Compañeros!Hagamos ver a cuantos nos degradan,lo que pueden los Sud-Americanoscuando la Libertad sus brazos arma…

Source: http://inteatro.gov.ar/2008/doc/tupacamaru.pdf

Der deggendorfer_oktober_2013_seite 20_marienapotheke deg

Gesundheit Wie riskant ist die medikamentöse Cholesterinsenkung? Welche Lösungsansätze hat die Natur- lehydraten sowie den gemäßigten Konsum heilkunde? Omega 3 Fettsäuren, zusätzlich 30-50% aller Todesfäl e sind in den Indust- von Fisch und Geflügel. Milch, rotes Fleisch zur Standarddtherapie senkten in der GISSI rieländern auf Herz-Kreislauf-Erkrankungen und Süß

erboristeriapuntobenessere.it

Il Tuo Programma Benessere Con l’esclusiva e unica Miscela brevettata LeptiKey SCOPI E OBIETTIVI 1 . Per prima cosa occorre stabilire che è un "programma" costruito su basi clinico-scientifiche e non un semplice e singolo trattamento dimagrante. 2 . Il primo programma che può vantare la reale possibilità di agire direttamente sulla SINDROME METABOLICA, SULLA LEPTINA, SULLA

Copyright © 2010-2014 Sedative Dosing Pdf